Reglamento

EL CAMPO DE JUEGO

Una pista de pickleball tiene unas dimensiones de 6,1m de ancho x 13,41m de largo (las mismas que una de bádminton dobles), tanto para partidos individuales como dobles. Las mediciones se realizan por las partes exteriores de las líneas.

LAS LÍNEAS

Las líneas deben tener 5cm de ancho y ser todas de un mismo color contrastado con el de la superficie de juego.

¿Qué líneas nos encontramos en una pista de pickleball? Hay 4 tipos:

–  Líneas fondo: Paralelas a la red en ambos lados de los límites de la pista.

– Líneas laterales: Perpendiculares a la red en ambos lados de los límites de la pista.

– Líneas de No-volea: Paralelas y a una distancia 2,13m a ambos lados de la red.

– Líneas centrales: Perpendiculares a la red en ambos lados de la pista. Juntan y dividen en dos mitades iguales las líneas de No-volea y de fondo.

LA RED

La red divide el campo en dos mitades iguales y mide 6,7m de largo x 91,44m de ancho en cada extremo, encontrándose su punto más bajo en el centro de la pista con una altura de 86cm.

ZONAS

Cada lado de la red se divide en dos zonas claramente delimitadas:

Zona de No-volea o «cocina».

Áreas de servicio.

LA SUPERFICIE DE JUEGO

La superficie útil de juego debería ser como mínimo de 9,15m de ancho x 18,39m de largo, siendo muy recomendable que como mínimo esta sea de 10,4m x 19,5m. Es también muy aconsejable que detrás de las líneas de fondo y laterales haya un espacio libre de al menos 3 y 2m respectivamente.

 

¿CÓMO JUGAR AL PICKLEBALL?

Conociendo las medidas y peculiaridades de la pista, el siguiente paso es conocer cómo se juega.

Las reglas de juego, o reglas generales, son muy parecidas a las del tenis. La pelota tiene que botar dentro de las líneas exteriores del campo del equipo rival. De lo contrario se comete falta y se pierde el punto. La gran diferencia con respecto al tenis se encuentra en la zona de No-volea, también conocida como “cocina”. Es por ello que esta zona se merece su propia sección dentro de este artículo.

ZONA DE NO-VOLEA O «COCINA»:

Esta zona es la que más caracteriza el pickleball y lo hace tan diferente al resto de juegos de raqueta. Es muy importante entender su funcionamiento para dominar el juego.

Peculiaridades que debes conocer sobre la zona de No-volea:

Es falta realizar una volea (golpear la pelota sin que antes toque el suelo) con algún pie dentro de la zona o tocando la línea de No-volea. Esta sorprendente regla se añade para prevenir remates cerca de la red y, en consecuencia, que los puntos sean mucho más largos y entretenidos.

También es falta cuando si debido a la inercia de golpear la pelota se toca o se cruza la línea de No-volea, incluso si el oponente ya ha golpeado la pelota de vuelta.

Únicamente se puede golpear la pelota dentro de esta zona cuando bota previamente en ella. Si el punto continua, los dos pies deben de estar fuera para poder golpear de volea en el siguiente golpe.

En cualquier otra situación está permitido entrar pero ¡cuidado! No es nada recomendado ya que no podrás jugar la gran mayoría de golpes sin cometer falta.

EL SERVICIO

Un saque de pickleball tiene que cumplir dos sencillas reglas: la bola debe ser golpeada por debajo de la cintura y de la muñeca.

Al sacar, hay que situarse delante de la línea de fondo y entre la línea lateral y el centro de la pista. El golpeo debe entrar en el área de servicio del campo contrario, en diagonal a la posición del sacador. Al menos un pie del sacador tiene que estar tocando el suelo. En caso de estar jugando un partido de dobles, el compañero no tiene ninguna restricción.

No hay segundo servicio.

Es falta si la pelota bota en la línea de No-volea, al contrario que con el resto de líneas (tocar la línea de fondo, central, o lateral del área de servicio en diagonal al sacador está permitido).

Se repite el saque si este golpea la red y entra en el área de servicio correspondiente. Es falta si, después de tocar la red, bota en cualquier otra parte del campo (incluyendo de nuevo la línea de No-volea).

 

PUNTUACIÓN

Los puntos se suman únicamente cuando eres el sacador si consigues golpes ganadores o si el equipo rival comete una falta.

Por regla general, el juego llega hasta 11 puntos, aunque en campeonatos puede llegar hasta distintas cifras (como por ejemplo 15 o 21). Se debe ganar siempre con al menos 2 puntos de diferencia.

La puntuación se da con 3 dígitos:

1: El equipo que saca.

2: El equipo que resta.

3: El número del jugador que saca en caso de jugar un partido de dobles.

REGLA DEL DOBLE BOTE

Otra de las interesantes reglas del pickleball es la regla del doble bote.

Es obligatorio que la pelota bote como mínimo dos veces en el campo antes de que cualquier jugador pueda volear.

Cuando un equipo saca, el rival debe dejar botar la bola antes de devolverla (como es común en otros deportes de raqueta como el tenis o el pádel) y, a continuación, el equipo sacador debe realizar la misma acción. Solo entonces es cuando ambos equipos ya pueden golpear de volea, después de que la pelota haya botado dos veces en el campo (de ahí el doble bote). Con esta regla se consigue eliminar la ventaja del saque-volea tan famosa en el tenis y se consiguen puntos más largos.

FALTAS EN EL PICKLEBALL

A continuación se sintetizan todas las faltas que se podrían cometer en el pickleball y que deberías de intentar no cometer si tu intención es ganar el partido:

  • Saque fuera del área de servicio.
  • La pelota bota fuera de los límites de la pista (línea de fondo y laterales).
  • La bola se queda en la red sin pasar al campo contrario.
  • Se volea la pelota antes de la regla del doble bote.
  • Se volea la pelota dentro de la zona de no volea o con un pie tocando su línea.
  • Si por culpa de la inercia de golpear la pelota, un pie o cualquier parte del jugador (incluyendo la pala), toca o traspasa la línea de no volea.
  • Se incumple alguna de las dos reglas del servicio.
  • La pelota bota dos veces en un lado del campo antes ser golpeada de nuevo.
  • Un jugador, su ropa o cualquier parte su pala toca la red con el punto en juego.
  • La bola toca cualquier parte del jugador que no sea la pala o la mano que lleva la pala, ya que esta se considera una extensión de la misma.